Article

Feministras

Por Bibi Gómez Cabrera |

Los Feminismos entraron en la agenda política y mediática. Lo hicieron con todo, por la puerta grande de un Ministerio, no solo en Nación sino que en Provincia también. Las mujeres y disidencias se han constituido en lxs nuevos actores sociales que vienen a transformarlo todo.

La creación de ambos ministerios es una conquista colectiva que nació en las calles desde hace mucho y se ha incrementado a partir de la llegada de un gobierno neoliberal al que había que enfrentar.  “El ministerio es de todes”, así se siente.

Los feminismos populares son estructuralmente anti-patriarcales y anti-neoliberales. Durante estos cuatro años han hecho una clara manifestación de fuerza, y organización que se  hizo más visible con el surgimiento de #NiUnaMenos y la masiva movilización en la campaña por el aborto legal seguro y gratuito, el primer paro a Macri y la numerosa  participación del 34 encuentro de mujeres en la ciudad de La Plata.

En el discurso de asunción Alberto Fernández tuvo un hermoso acto fallido y dijo “volvimos y seremos mujeres”. Alberto fue consecuente con su deseo Inconsciente. La revolución será feminista.

El nuevo gobierno creó el Ministerio de la Mujer, Género y Diversidades. Y restituyó a la categoría de Ministerio a los degradados en secretarías por Macri.

Eli Gómez Alcorta es la flamante Feministra del Ministerio de la Mujer, Género y diversidades, de la Nación. Quien dice que al ser convocada  “Alberto le pidió  que pensara en un ministerio amplio, con políticas más allá de las mujeres y que quería que cuando terminara su mandato no quede normativa sin perspectiva de género en Argentina.”

También en Provincia se crea el Ministerio de la Mujer y Diversidades, que está a cargo de la ahora Feministra bonaerense Estela Díaz.

No caben dudas que este proyecto es nacional, popular y feminista.

Eli Gómez Alcorta dijo que el ministerio atravesará todas las instancias como ya pasó con las implementaciones que puso  en marcha el ministro de Salud Ginés Gonzalez García en consonancia con los reclamos de los feminismos.

Apenas asumió anunció que entrará en vigencia el nuevo protocolo para la interrupción legal del embarazo (ILE), y que se estimulará  producción estatal de Misoprostol.

Ya tuvieron una reunión los dos ministerios. El de Mujeres, Género y Diversidades y el de Salud. Dando señales claras de que los feminismo entraron a la cancha. Para este gobierno el aborto es cuestión de Salud Pública.

Las dos ministras se conocen de la calle compartieron luchas.

Eli es abogada penalista  especialista en DDHH y pueblos originarios. Defendió a la primera presa política del gobierno de Macri. Y fue clave en la resiente absolución de la lideresa mapuche Moira Millan.

Estela es sindicalista, integra el comité por la libertad de Milagro Sala, y es la secretaria de Igualdad de Género de la CTA.

Coincidieron en varios de los viajes que hicieron a Jujuy a visitar a Milagro y a tejer redes, en los 8M, en la defensa del aborto legal seguro y gratuito. Pertenecen a los feminismos populares que son anti-neoliberales y que luchan por un feminismo plurinacional con todes adentro.

Estela está en la central Obrera desde mediados de los 90. Marchó el 21 de febrero, Junto  con el camionero Hugo Moyano en el centro de la escena, la movilización sirvió como puntapié para la unidad de algunos sectores sindicales y movimientos sociales. Estela organizó una reunión con Vanesa Siley, diputada nacional y secretaria general de SITRAJU; Jackie Flores referente de CTEP y del movimiento cartonero, (con representación en la ciudad de Buenos Aires), para tener la pata de la Corriente Federal de los Trabajadores de la CGT.

Una semana después, tres representantes por cada espacio se reunieron en un despacho del anexo de la Cámara de Diputados. Tras un largo debate llegaron a una conclusión: debían marchar todas las sindicalistas juntas bajo el ala de una única bandera, hacer un comunicado en conjunto y brindar una conferencia de prensa.

El mensaje sería doble. En primer lugar, para todas las mujeres que militan en un gremio. Pero sobre todo, era un mensaje para los varones y las propias estructuras sindicales que, anquilosadas y vetustas, no están pudiendo contener el reclamo de las mujeres.

Ese fue el puntapié para crear la Mesa de Unidad de Mujeres Sindicalistas.

Los feminismos también dan batalla a la agenda mediática. Perforando el cerco hegemónico, no se pueden esconder bajo la alfombra dos ministerios ni la masividad con que el movimiento feminista se mueve al momento de viralizar un femicidio, o un escrache como el que vimos en estos días con el joven graduado, Tomas Vidal, de la universidad cordobesa Siglo XXI, que fue finalmente sancionado por “festejar disfrazado  como víctima de femicidio con un cartel que versaba “y la culpa no fue mía”. En este caso si es culpable y deberá enfrentarse a las consecuencias.

Los feminismos entraron a la cancha para transformarlo todo y desde ahora con más políticas públicas y legislaciones que lo habiliten.

 

 

 

160 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail